Consejos útiles

Cómo mantener las cebolletas en el refrigerador durante el invierno: consejos

Pin
Send
Share
Send
Send


Las plumas de cebolla verde son una gran adición a las ensaladas frescas y un buen remedio para el resfriado, especialmente relevante en la temporada de frío. ¿Cómo mantener las cebollas verdes durante el invierno para no perder vitaminas y minerales útiles? Considere varias formas.

Las cebollas verdes contienen muchas vitaminas y nutrientes.

Fase preparatoria

En primer lugar, la pluma de cebolla debe prepararse adecuadamente para su posterior almacenamiento. El proceso se lleva a cabo en varias etapas:

  • elija solo plumas frescas y de color verde brillante para la pieza de trabajo sin ningún daño,
  • no use cebollas con puntas lentas o secas para el almacenamiento,
  • lave las verduras con agua corriente, incluso si se ve limpio. El agua lavará los restos imperceptibles de la tierra y el polvo,
  • seca la planta dándole palmaditas con una toalla. Para que pueda eliminar rápidamente el exceso de humedad,
  • pique las hojas verdes para facilitar su uso.

En la etapa preparatoria, es necesario picar la cebolla, independientemente del método adicional de cosecha.

El tamaño de la cebolla picada debe depender de la elección de la anfitriona. Si necesita preparar verduras para platos líquidos (sopas, borscht), es mejor cortarlo en anillos medios. Para la preparación de salsas, las rebanadas más finas serán apropiadas.

4 formas de cosechar cebollas verdes

Hay varias maneras de mantener las cebolletas frescas por el mayor tiempo posible. Uno de los métodos de cosecha más fáciles y rápidos es secado. Los tallos se pueden secar tanto en un dispositivo especial como sin él. Si está utilizando una secadora doméstica, simplemente extienda las verduras picadas en las bandejas y configure el modo apropiado.

También puede secar las cebollas en el apartamento en papel blanco normal, distribuyéndolo uniformemente en la superficie. Deje la pieza de trabajo en una habitación cálida hasta que se seque por completo. Verdes superiores recomendados para cubrir con una gasa o una hoja de papel.

Para preservar el máximo de nutrientes durante el secado, asegúrese de que la luz solar directa no caiga sobre los verdes.

Las cebollas verdes se pueden considerar secas si se desmoronan fácilmente en las manos. Para llevarlo a tal estado, debe soportar los greens en un lugar cálido durante 5-7 días. Después del secado, los aros de cebolla se pulverizan con un molinillo de café, se vierten en un recipiente de vidrio y se almacenan en un armario de cocina a temperatura ambiente. No mezcle cebollas secas con otros tipos de hierbas (eneldo, perejil, albahaca, etc.), de lo contrario perderá su olor y sabor originales.

Una forma común de almacenar cebollas verdes entre las amas de casa es congelación. Es conveniente usar verduras congeladas para preparar varios platos. En comparación con el secado, tiene un sabor más neutro. Puede mantener las cebollas verdes en el congelador hasta por 1 año. Hay varias formas de congelar un producto:

  1. En moldes de hielo. Las verduras finamente picadas deben colocarse en moldes de hielo u otros recipientes similares (por ejemplo, en tazas pequeñas o platos para hornear). Las cebollas no deben ocupar más de un tercio del volumen, el resto debe estar lleno de agua. Coloque las piezas de trabajo en el congelador hasta que se congelen por completo, luego retírelas cuidadosamente de los moldes y colóquelas en bolsas o recipientes de plástico adecuados para el congelador.
  2. En el tablero. Corte la cebolla y distribúyala uniformemente en una capa sobre una tabla de cortar, luego póngala en el congelador durante 5-6 horas. Cuando transfiere el producto congelado a bolsas, no se pegará en un bulto y la porción deseada se separará fácilmente de la masa total.

Si el tiempo es corto, puede esparcir inmediatamente las cebollas verdes picadas en bolsas o recipientes y enviarlas al congelador. Para facilitar su uso, es mejor llevar recipientes pequeños para su almacenamiento.

Mantener la cebolla para que permanezca fresca durante mucho tiempo sin congelar permitirá aceite de girasol. El método es adecuado para aquellos que tienen espacio adicional en el refrigerador para un recipiente con una pieza de trabajo. Organice los vegetales preparados en frascos de vidrio, llenándolos en in. Luego llene la cebolla con girasol o aceite de oliva y mezcle. Rellene con un poco más de aceite para cubrir completamente el contenido y cubra el frasco con una tapa. El tocho se puede almacenar en el refrigerador hasta por 6 meses, mientras que al mismo tiempo será posible guardar un máximo de componentes útiles en la vegetación. El único inconveniente de este método es que no todas las recetas pueden usar cebollas verdes con aceite.

Mantener las cebollas verdes frescas en el refrigerador durante mucho tiempo permitirá el método de cosecha probado por el tiempo: salazón. Para 1 kg de verduras preparadas, se necesitarán 200-250 g de sal de roca. Antes de la cosecha, es importante secar las cebollas adecuadamente. Revuelva las verduras con la mitad de la tasa de conservantes. Luego ponga la masa en el recipiente en capas de 2-3 cm, vertiendo la sal restante (mientras que encima la cebolla debe estar completamente cubierta de sal). Cierra las verduras con una tapa y déjalas en salazón durante 15-20 días, luego de un tiempo la cebolla dejará el jugo y conservará. La vida útil de las verduras en esta forma es de 6-7 meses.

Las cebollas verdes cosechadas en verano serán un verdadero hallazgo en el invierno. No es difícil guardarlo, solo necesita elegir el método apropiado. Pero incluso si sigue todas las reglas para almacenar verduras, vale la pena recordar que hay muchas más vitaminas y sustancias útiles en un producto fresco, y puede cultivar plumas verdes todo el año en el alféizar de la ventana.

Para obtener más información sobre la cosecha de cebollas para el invierno para ensaladas y pasteles, sugerimos ver un video sobre el tema del artículo:

Tiene una experiencia considerable en jardinería, desde la siembra de semillas y plántulas hasta la cosecha y el almacenamiento. Cada temporada de siembra comienza con la búsqueda de nuevas formas de cultivo, ya que los pepinos se pueden recolectar no solo del jardín, sino también, por ejemplo, de ... barriles e incluso cultivarse en el invierno en el alféizar de la ventana. Cuidar las plantas se considera una de las mejores formas de aliviar el estrés.

¿Encontró un error? Seleccione el texto con el mouse y presione:

Uno de los métodos más convenientes para preparar un cultivo de verduras, frutas y bayas es la congelación. Algunos creen que la congelación conduce a una pérdida de propiedades nutricionales y beneficiosas de los alimentos vegetales. Como resultado de los estudios, los científicos descubrieron que prácticamente no hay disminución en el valor nutricional durante la congelación.

De los tomates varietales puede obtener "sus" semillas para sembrar el próximo año (si a la variedad realmente le gustó). Pero es inútil hacer esto con los híbridos: las semillas se obtendrán, pero llevarán el material hereditario no de la planta de la que fueron tomadas, sino de sus muchos "antepasados".

Un agricultor de Oklahoma, Carl Burns, crió una variedad inusual de maíz de color, llamado Rainbow Corn ("arco iris"). Los granos en cada espiga son de diferentes colores y tonos: marrón, rosa, morado, azul, verde, etc. Este resultado se logró con muchos años de selección de las variedades ordinarias más coloreadas y su cruzamiento.

Se cree que algunas verduras y frutas (pepinos, apio, todas las variedades de repollo, pimientos, manzanas) tienen un "contenido calórico negativo", es decir, al digerir, se consumen más calorías de las que contienen. De hecho, en el proceso digestivo, solo se consume el 10-20% de las calorías obtenidas con los alimentos.

La tierra natal del pimiento es América, pero el trabajo principal de mejoramiento para el cultivo de variedades dulces fue realizado, en particular, por Ferenc Horvath (Hungría) en la década de 1920. Siglo XX en Europa, principalmente en los Balcanes. La pimienta llegó a Rusia desde Bulgaria, por lo que recibió su nombre habitual: "búlgaro".

Las variedades de fresas de jardín “resistentes a las heladas” (a menudo simplemente “fresas”) también necesitan refugio como variedades ordinarias (especialmente en aquellas regiones donde hay inviernos sin nieve o heladas que se alternan con deshielos). Todas las fresas tienen raíces superficiales. Esto significa que sin refugio se congelan. La garantía de los vendedores de que las fresas silvestres son "resistentes a las heladas", "resistentes al invierno", "tolera las heladas hasta −35 ℃", etc., es un engaño. Los jardineros deben recordar que nadie ha logrado cambiar el sistema de raíces de las fresas.

Nuevo para los desarrolladores de EE. UU. Es el robot Tertill, que elimina las malas hierbas del jardín. El dispositivo fue inventado bajo la dirección de John Downes (creador del robot aspirador) y funciona de forma autónoma en todas las condiciones climáticas, moviéndose sobre superficies irregulares con ruedas. Al mismo tiempo, corta todas las plantas de menos de 3 cm con una podadora incorporada.

Los tomates no tienen protección natural contra el tizón tardío. Si los ataques de tizón tardío, cualquier tomate muere (y las papas también), sin importar lo que se diga en la descripción de las variedades ("variedades resistentes al tizón tardío" es solo una estratagema de comercialización).

En la pequeña Dinamarca, cualquier pedazo de tierra es un placer muy costoso. Por lo tanto, los jardineros locales se adaptaron para cultivar verduras frescas en cubos, bolsas grandes, cajas de espuma llenas de una mezcla especial de tierra. Dichos métodos agrotécnicos le permiten obtener un cultivo incluso en casa.

Caracteristicas

Para los ahorros a largo plazo de los greenfinchs en el hogar, es importante recordar los siguientes matices principales:

  • En algunos métodos, las verduras no se pueden lavar con agua antes del almacenamiento. Elimine la suciedad de las plumas con un paño o simplemente sacúdalo suavemente.
  • Si la pieza de trabajo está húmeda, se recomienda secarla extendiéndola con una capa uniforme sobre la mesa,
  • Si la planta tiene bulbos pequeños, envuélvalos con un paño húmedo, papel y arregle todo con un hilo. De esta forma, ayudarán a las cebollas verdes, almacenadas durante mucho tiempo en el estante del refrigerador,
  • Si la verdura se coloca en un recipiente de vidrio, permanecerá en un lugar fresco durante dos meses.
  • no se recomienda doblarlo o cortarlo en partes,
  • si los alimentos se almacenarán en una bolsa, se deben hacer agujeros en el polietileno para ventilación,
  • eliminar plumas con defectos o áreas podridas,
  • La mejor verdura se almacena en papel, no en celofán.

La cebolla se almacena mejor durante mucho tiempo en forma congelada. Por lo tanto, primero se blanquea en agua hirviendo, fresco y seco. Colocar en papel o recipiente y colocar en el congelador. Si no desea congelar las verduras, muélalas, envíelas a un recipiente de vidrio y llénelas con agua salada.

También debe recordarse que la vitamina mezclada con sal puede usarse para preparar no todos los platos.

Por ejemplo, es perfecto para aderezar sopa, un segundo plato, pero como producto independiente no será muy sabroso.

Reglas de preparación

Para mantener la cebolla durante mucho tiempo, enjuáguela y retire todas las hojas afectadas. Para mantenerse fresco, tome solo plumas jugosas.

Las plumas dañadas son adecuadas para la salazón, el secado o la congelación, que deben limpiarse de defectos.

Antes de enviar la pieza de trabajo en frío, debe estar bien seca durante una hora, colocada sobre una toalla.

  1. Las verduras frescas no necesitan ser trituradas. Se almacena en su totalidad.
  2. La planta para almacenamiento de otras formas se corta en cubos de aproximadamente 5 mm. Se recomienda cortar plumas demasiado grandes a lo largo y luego cortarlas en trozos pequeños.
  3. Si planea secar, córtelos en cubos de 5–7 cm.
  4. Se recomienda almacenarlo en el congelador en polietileno o en un recipiente de plástico.
  5. La salazón es mejor en frascos de vidrio.
  6. La pieza de trabajo seca se almacena en bolsas de tela.
  7. Las piezas de trabajo frescas se almacenan en bolsas de plástico ordinarias.

La planta se almacena tanto en el estante del refrigerador como en el compartimento del congelador. Se puede colocar en la bodega o en un balcón acristalado fresco.

Tarros de vidrio

Envíe los tallos a un frasco de vidrio y corche herméticamente con una tapa. Colóquelo en el estante del refrigerador.

La planta conservará su frescura durante 30 días. Las plumas no perderán su jugosidad, seguirán siendo de color verde brillante y fragantes.

Solo las plumas de cebolla pequeñas, enteras y sin daños se pueden almacenar de esta manera. Después de todo, las hojas con defectos perderán rápidamente su frescura.

Bolsas de plastico

En una bolsa de plástico, la riqueza verde puede permanecer durante 1,5 meses. Después de colocar los tallos en la bolsa, perfore ligeramente con un cuchillo afilado para que el aire penetre en el interior.

De esta forma, envíe la pieza de trabajo al estante del refrigerador.

Si decide proteger los verdes de esta manera, no puede lavarlos primero. Limpie suavemente con un paño húmedo y deje secar por completo.

  1. Retire los tallos amarillos y negros.
  2. Sumerja las raíces en un vaso de agua.
  3. Después de un tiempo, envuelva las raíces con los bulbos con un trapo, luego con papel y sujete con una trenza.
  4. Coloque la verdura preparada en una bolsa de plástico y póngala en el congelador.

Si sigue estrictamente los puntos anteriores, la cebolla verde conservará su color, sabor y aroma durante un mes.

El truco! Si el greenfinch en la bolsa se coloca inmediatamente en el refrigerador, aparecerá humedad en el interior, ya que se producirá una fuerte diferencia de temperatura. Tal fenómeno puede acortar la vida del producto. Para evitar esto, antes de poner la planta en una bolsa, enfríe a la temperatura que estará en el refrigerador. Como no habrá diferencia de temperatura, se puede evitar la humedad dentro de la bolsa.

Almacenamiento de papel

Para mantener las cebollas verdes con éxito durante dos o tres semanas, siga estas reglas:

  1. Lavar y secarlo. Puedes dejarlo en la mesa de secado.
  2. Coloque el producto preparado en papel sin cera y rocíe ligeramente desde la botella de spray.
  3. Ponga el paquete resultante en una bolsa y póngalo en frío.
  4. Para mantener la planta más tiempo usando este método, se recomienda tomar servilletas densas o papel kraft. No use periódicos, ya que la pintura utilizada para escribir las letras puede afectar negativamente su salud.

Congelador de almacenamiento

Además, una verdura verde simplemente se puede congelar. Lave y seque las plumas de la planta. Póngalos en recipientes especiales y envíelos al congelador.

Es mejor no usar bolsas convencionales con este método de almacenamiento, ya que simplemente comenzarán a desmoronarse bajo la influencia de la baja temperatura.

Como las cebollas no se pueden volver a congelar, se recomienda que la planta se pique finamente y se empaquete para preparar sopas u otros platos.

Lave y seque bien los vasos de plástico pequeños. Coloque las cebollas picadas en ellos. Dichos contenedores le permitirán obtener fácilmente la porción correcta de verduras para repostar un plato en particular.

Cómo congelar cebollas para el invierno

Si está interesado en la cuestión de cómo congelar cebollas verdes para el invierno sin perder calidad, responderé que sí. Si aplica el método de congelación en seco, la cebolla prácticamente no pierde sus cualidades. El aroma, el color y la geometría permanecen casi sin cambios. Debido a esto, puede congelar con seguridad las cebollas y usarlas en todos los platos, incluidas las ensaladas.

Foto: Cómo congelar cebollas

Primero necesitas la cebolla verde en sí. Debe estar fresco. su frescura se determina fácilmente por la elasticidad. Si sostiene un montón de cebollas verdes horizontalmente, no debe colgarse. Eres más afortunado si, como yo, cultivamos cebollas en un invernadero, bien, en un jardín o incluso en el alféizar de una casa

. Trate de recoger cebollas enteras para que no quede seco, amarillo

y consejos descoloridos.

Preparar y congelar cebollas verdes para el invierno

Enjuague todas las cebollas a fondo. Cebollas verdes con turgencia. Turgor, en la jerga profesional, se llama la parte blanca de la "pata" de las cebollas verdes. Me gustaría llamar su atención sobre el hecho de que me encontré con muchos consejos cuando llamaron a la turgencia para cortar y congelar solo las cebollas verdes. La parte blanca de la cebolla es supuestamente porosa y absorbe mucha agua cuando se lava, luego la cebolla no se congela bien. Todo esto no tiene sentido, y solo las personas que están lejos de esto aconsejan hacerlo. Recomiendo de manera responsable congelar las cebollas verdes para el invierno en la forma en que está acostumbrado a verlas y comerlas.Después de lavar las cebollas, debe agitarlas bien y ponerlas sobre la ropa de cama. Se pueden usar servilletas, toallas o papel de cocina como ropa de cama. Dejar secar durante media hora. Durante este tiempo, después de 15 minutos, cambie el material de la basura y gire las cebollas. Después de media hora estará 90% seco y las cebollas se pueden congelar.

Foto: congelar cebollas verdes para el invierno

A continuación, tome cebollas verdes y córtelas en aros. El tamaño de los anillos no importa, así que, como quieras, córtalo. Para picar cebollas verdes, recomiendo usar un cuchillo previamente afilado. De lo contrario, el arco se rasgará más, perdiendo una apariencia hermosa. Todo en rodajas se vierte en bolsas transparentes desechables. La mejor solución sería utilizar paquetes nuevos y sin fugas. Entonces, el olor a cebolla verde no aparecerá en el refrigerador, durante el almacenamiento durante mucho tiempo. Vierta no más de 10 gramos en cada bolsa. cebollas

Foto: cebollas verdes para el invierno

Luego se toma una bolsa de cebollas y se agita para que las cebollas verdes se ubiquen uniformemente en el fondo de la bolsa. Después de eso, el paquete se envuelve primero una vuelta. Presionado ligeramente para dejar salir el aire de la bolsa, pero no completamente presionado. Además está envuelto por completo. Y así con cada paquete. Después de enrollar todas las “salchichas planas”, se pliegan cuidadosamente en una bolsa entera y se guardan en el congelador donde se congela la cebolla.

Foto: cosecha de cebollas verdes para el invierno

En un día, todo s

Как подготовить зелень к хранению

Не рекомендуется мыть лук перед тем, как класть его в холодильник. От этого он быстрее портится. Если на нем много грязи, лучше протереть его сухой ветошью.

Si se compromete a mantener los alimentos en el refrigerador solo limpios, lave las verduras en un recipiente con agua, no debajo de un chorro de agua. Secar bien después del lavado. Sacuda el agua del producto, extienda una servilleta de algodón o papel sobre la superficie de trabajo y esparza las hojas verdes sobre ella. Con otra servilleta, puede frotar el agua sobre las plumas desde arriba y luego dejarlas al aire durante 15-20 minutos.

Métodos para almacenar cebollas verdes en el refrigerador.

Los refrigeradores domésticos modernos están presentes en cada cocina. Son el lugar ideal para almacenar verduras, incluidas las cebolletas. A una temperatura de 3-4 grados, la planta permanecerá fresca en el refrigerador durante 2-3 semanas, y a una temperatura de aproximadamente 0 grados -1-2 meses.

Hay varias formas de dejar que la planta permanezca en el refrigerador durante mucho tiempo y no perder su frescura. Aquí están los más populares:

En un recipiente de vidrio

Dobla las verduras en un plato o frasco de vidrio y cubre la parte superior con una tapa. Pon el recipiente en el refrigerador. De esta manera, la planta permanecerá fresca durante un mes. Al mismo tiempo, las plumas no se secarán, no se deteriorarán, permanecerán de color verde brillante y fragantes, como si acabaran de ser arrancadas del jardín.

Pero! Solo las plumas pequeñas se pueden almacenar de esta manera, que se colocan por completo en un frasco. El hecho es que las plumas rotas y dobladas no pueden permanecer frescas por mucho tiempo.

Por lo tanto, este método es adecuado solo para plumas pequeñas.

En una bolsa de plástico

Al envolver una planta útil en una bolsa de plástico, puede mantenerla fresca por hasta un mes y medio. Para hacer esto, recoja los vegetales en una bolsa, átelos, perfore pequeños agujeros con algo afilado para que entre aire, y envíelo al estante del refrigerador.

Importante: al elegir este método de almacenamiento, no puede lavar las cebollas antes de ponerlas en el refrigerador. Simplemente limpie con un trapo y deje secar al aire.

Otro método para almacenar verduras en celofán:

  • arranca todas las plumas amarillentas y estropeadas de la planta,
  • sumerge las raíces en agua,
  • envuelva los bulbos y las raíces con un trapo húmedo, y encima del papel y átelos con una cinta,
  • dobla los vegetales en una bolsa y ponlos en el refrigerador.

Con la implementación cuidadosa de estas recomendaciones, las cebollas verdes permanecerán frescas, conservarán su color, sabor y aroma por hasta 30 días.

Un pequeño truco: si coloca las cebollas empacadas en polietileno inmediatamente en el refrigerador, aparecerá humedad debajo de la película. Ocurre debido a diferencias de temperatura. Las gotas que aparecen dentro del paquete pueden reducir significativamente la vida útil de las cebollas. Pero hay una manera de evitar la condensación debajo de la película, y es muy simple. Simplemente refrigere a la temperatura correspondiente a la temperatura del refrigerador antes de ponerlo en paquetes de productos. Sin diferencia de temperatura, sin condensación.

Puede mantener frescas las cebollas verdes durante 2-3 semanas de la siguiente manera:

  • lavar bien la planta
  • mojarse con una servilleta o simplemente dejar que el agua se drene de las verduras,
  • envuelva hojas enteras en papel (no encerado),
  • rocíe agua sobre la pistola rociadora,
  • ponga el paquete en una bolsa y envíelo al estante del refrigerador.

Para este método, es mejor usar papel kraft o una toalla de papel de seda que no se escape de la humedad. Pero los periódicos no son adecuados para este propósito. Como sabe, la tinta de impresión es perjudicial para la salud.

En el congelador

Otra buena manera de mantener las verduras frescas es congelarlas. Las plumas prelavadas y secas de la planta se colocan en bolsas y contenedores especiales para su almacenamiento en el congelador. Los paquetes ordinarios aquí no funcionarán, porque a bajas temperaturas se vuelven muy frágiles.

Es preferible colocar las cebollas en bolsas finamente picadas; en este caso, puede usar la cantidad requerida para cocinar.

Secreto: las botellas de plástico son excelentes para almacenar cebollas verdes picadas en el congelador. Solo previamente deben lavarse y secarse bien.

Como puede ver, hay muchas maneras de mantener las cebolletas frescas en el refrigerador durante cuánto tiempo. Solo tiene que elegir uno de los siguientes métodos de almacenamiento y verificar qué tan efectivo es.

Compartimos las mejores formas de cosechar y almacenar cebollas verdes.

Las cebollas frescas son ricas en oligoelementos beneficiosos. En forma congelada y seca, retiene menos nutrientes, pero al menos puede mejorar el sabor de los alimentos. Por lo tanto, tiene sentido preparar verduras de cebolla para el invierno. A continuación damos las recetas básicas para cosechar cebollas verdes.

Preparando cebollas verdes para el almacenamiento

Es importante que los verdes se hayan almacenado durante mucho tiempo y no se hayan estropeado. prepararlo adecuadamente para el almacenamiento. Este proceso va en varias etapas. Comienza con la selección de plumas para el almacenamiento. Deben ser de color verde brillante, sin daños, signos de marchitez o amarillez. En la mayoría de los casos, se triturarán, por lo que deben retirarse del suelo y luego enjuagarse bien.

Importante!La cebolla debe estar completamente seca, por lo que después del lavado se pone sobre una toalla y se deja reposar durante al menos una hora.

Después de que las plumas se sequen bien, se cortan y luego se usan según el método de almacenamiento elegido.

Sin embargo, si estamos hablando del almacenamiento habitual de verduras en el refrigerador, no recomiendo lavarlode lo contrario, se deteriorará rápidamente. Para este método de almacenamiento, es suficiente limpiarlo del polvo. Si hay demasiada suciedad adherida, las plumas se lavan en un recipiente con agua, se tiran en un colador, se dejan escurrir y se colocan sobre una toalla para que se sequen.

En la cuestión de cómo mantener las cebollas verdes para el invierno, la forma de triturar las plumas no es particularmente importante. Por lo general, depende de qué platos se utilizarán las plumas picadas. Digamos, para las salsas, se necesita un pequeño corte, y para el borsch y las sopas, un promedio. Para secar las cebollas, las cortan en trozos de 5 a 7 cm. Y si aparecen plumas grandes, primero se cortan a lo largo.

Es importante no molerlo en un procesador de alimentos. Antes de comenzar a cosechar, debe decidir cómo almacenar las cebollas verdes en casa, y el contenedor en el que se plegará depende de esto.

Por lo tanto, si se coloca simplemente en el refrigerador, las bolsas comunes funcionarán, las cebollas secas se guardarán en bolsas de lino, los encurtidos y las preparaciones en aceite deben estar en cristalería, y los recipientes de plástico se usan para congelar.

Almacenamiento de cebollas verdes en el refrigerador.

Un lugar ideal, simple y conveniente para almacenar cebollas es un refrigerador común. ¿Cuánto tiempo para mantener las cebollas verdes en el refrigerador? Si mantiene plumas picadas en él a una temperatura de 3-4 ° C, no perderá su presentación en 2-3 semanas. Si la temperatura se reduce a 0 ° C, la vida útil aumentará a 1-2 meses. Hay varias formas de mantener una verdura en el refrigerador.

Cebolletas congeladas

La mayoría de las amas de casa prefieren usar verduras congeladas para el almacenamiento a largo plazo. Esto es bastante fácil de hacer. Las verduras frescas y recogidas se lavan con agua corriente y se secan. Después de eso, use uno de los tres métodos de congelación:

  1. Las plumas se cortan y se fríen en una sartén hasta que estén cocidas. Las cebollas enfriadas se apilan en contenedores y se congelan. El tostado y la posterior congelación le dan a la verdura un sabor especial, que luego le da a todos los platos en los que se usa.
  2. Las cebollas de plumas se mantienen en agua hirviendo durante tres minutos, se tiran en un colador y esperan hasta que el agua se drene. Luego, córtelo en trozos del tamaño deseado y apételo en recipientes de plástico, que se colocan en el congelador.
  3. Las plumas lavadas y secas se cortan en trozos pequeños y se blanquean durante unos cinco minutos. Después de eso, se reclinan en un colador y esperan hasta que la cebolla se enfríe. Luego poner en contenedores de plástico y enviar al congelador.

Secado de cebollas verdes

Secar las verduras es otra forma de preservar una verdura saludable durante mucho tiempo. Antes de cosechar, se lava bien, se corta y se coloca sobre papel limpio para secar en una habitación cálida. Asegúrese de que los rayos directos del sol no caigan sobre las piezas de trabajo, de lo contrario, todas las sustancias útiles se destruirán en ellas. Si no existe ese lugar, puede cubrir el arco con otro trozo de papel.

Determine si la cebolla está suficientemente seca frotándola entre los dedos. Cuando se desmorona fácilmente, ha alcanzado el estado deseado. Ahora se vierte en frascos, se cierra con tapas y se almacena a temperatura ambiente en un lugar seco. Este método de cosecha lleva aproximadamente una semana.

Verdura salada

Las cebollas saladas se usan para sopas, guarniciones de verduras, ensaladas.

¿Cómo encurtir cebollas verdes? Tomamos un kilogramo de cebolla y la lavamos bien. Cuando se seque, triture y mezcle con 200 g de sal. La masa resultante se manipula con frascos de vidrio para que el jugo se destaque. Las latas se compactan firmemente, pero para que haya poco espacio en la parte superior para el aceite vegetal. Las latas cerradas con tapas de plástico se almacenan en un lugar fresco.

Cómo fermentar cebollino

Otra forma interesante de cosechar verduras de cebolla para el invierno es la masa madre. Para hacer esto, las plumas preparadas se trituran con tijeras o un cuchillo de unos dos centímetros de longitud y se vierten en frascos de vidrio en capas. Espolvorea cada capa con sal.

Cuando el frasco está lleno, se pone bajo opresión. Dos días después, debería aparecer un pepinillo debajo. Si esto no sucede, agregue un poco de agua hervida o aumente la presión. En este estado, la cebolla debe permanecer durante unas tres semanas. Después de eso, se puede usar en alimentos, agregando mezclas de sándwiches, ensaladas, platos de carne.

Descubra cómo puede guardar pimientos, tomates, calabacines, calabazas, berenjenas, pepinos, espárragos, calabaza, mantequilla, champiñones para el invierno.

Verdes en aceite

Si tiene suficiente espacio en el refrigerador para almacenar recipientes con una pieza de trabajo, las cebollas se pueden almacenar en aceite. Para esto, las verduras preparadas de acuerdo con los métodos descritos anteriormente se cortan en un tamaño que es necesario para su uso posterior.

La masa resultante se distribuye en bancos para que aproximadamente una cuarta parte del tanque permanezca vacía. Se completa con aceite vegetal, se mezcla bien y se cierra con una cubierta de nylon. El único inconveniente de este almacenamiento es la cebolla con mantequilla no es adecuada para todos los platos. Pero así, al menos seis meses, se conservan todas las propiedades útiles de la vegetación.

Las cebolletas no solo son una adición picante a muchos platos, sino también una fuente de nutrientes en el invierno. Hay muchas maneras de mantenerlo para el invierno. En la mayoría de los casos, se almacena en el refrigerador durante un promedio de aproximadamente seis meses.

¿Fue útil este artículo?

¿Cómo mantener las cebollas verdes para el invierno?

El uso de cebollas verdes en la cocina le da a los platos un aroma y sabor originales, y también los hace saludables. Es necesario usar esta planta diariamente durante toda la temporada para proporcionar al cuerpo vitaminas y minerales, lo cual es especialmente importante en el invierno.

Hay varias formas de preservar las cebollas verdes para el invierno, sin perder su valor nutricional.

¿Cómo preparar cebollas para el almacenamiento?

Para que la cebolla verde se conserve durante mucho tiempo, es importante su preparación adecuada, que incluye rebanar, pelar, secar y rebanar. Además, para los espacios en blanco, debe recoger plumas de alta calidad, intactas y no secas.

No se usa para almacenar un arco que ya ha disparado flechas, tales plumas son duras e insípidas.

Antes de comenzar a cosechar, necesita:

  • cortar largas plumas de color verde brillante,
  • cortar y tirar las puntas secas de las plumas,
  • Enjuague bien las cebollas con agua corriente,
  • secar con una toalla limpia,
  • corte las plumas, ya que es conveniente para la anfitriona, ya sea pequeña o grande.

Además, debe conocer algunas reglas que ayudarán a mantener la cebolla durante mucho tiempo:

  • corta las plumas de cebolla con un cuchillo o unas tijeras de cocina, pero no con la ayuda de un procesador de alimentos, de ahí la planta dejará el jugo
  • las cebollas con sal o aceite se almacenan en un recipiente de vidrio,
  • Las cebollas secas se pueden almacenar en bolsas de tela o botellas de plástico.

Después de preparar la planta, puede proceder a la cosecha de cebolla.

Congelar

El almacenamiento en el congelador es muy conveniente. Para esto, no necesita usar aceite o sal, al cocinar platos, la planta no necesita descongelarse.

Puede almacenar tales cebollas hasta por un año. Frost la planta de la siguiente manera:

  • cebolla seca picada y limpia,
  • las verduras se colocan en moldes de hielo u otras tazas pequeñas, pero no en la parte superior,
  • Los recipientes se llenan con agua limpia y se colocan en el congelador.

Si no hay suficiente espacio en el congelador, puede usar una forma más conveniente: envuelva las cebollas finamente picadas en una gasa y eche agua hirviendo durante un par de minutos. Después de que se drene, colóquelo en bolsas, dividiéndolo en porciones.

Otra forma de preparar cebollas verdes en casa es secarlas. Tales cebollas se pueden usar en absolutamente cualquier receta. Además, no hay condiciones especiales para el almacenamiento: el producto está bien almacenado y conserva sus propiedades nutricionales a temperatura ambiente.

El secado es bastante simple: Las plumas trituradas se colocan en una capa delgada sobre papel blanco y se colocan en un lugar seco y cálido donde la luz solar directa no cae. Para hacer esto, puede cubrir la planta con otra hoja de papel.

Otra forma es secar en el horno. La planta se coloca en el horno durante varias horas, la temperatura se establece en 50 grados. La puerta del horno no está cerrada.

Las cebollas secas y congeladas se pueden almacenar en bolsas selladas que ocupan poco espacio en el refrigerador o congelador, y tampoco permiten que pase el aire y prolongan la vida útil del producto.

Puedes hacer una buena cosecha si salas las cebollas verdes. Debe mezclarlo con sal a razón de un vaso de sal por kilogramo de verduras. La mezcla resultante se debe colocar en frascos de vidrio, cerrar herméticamente con una tapa y limpiar en un lugar fresco y seco.

Puedes usar la mezcla en dos semanas. Una forma alternativa de encurtir las cebollas verdes es colocar las plumas en un frasco o botella de agua hervida.

Mezclar con aceite

Este método permite no solo conservar las cebollas verdes, sino también preparar aceite aromático picante, que posteriormente se puede agregar a ensaladas, sopas y platos principales. Las cebollas verdes picadas se colocan en un recipiente de vidrio.

Desde arriba, el contenido del frasco se vierte con girasol o aceite de oliva. Eneldo, perejil, apio o albahaca también se pueden agregar a las cebollas.

Hacer salsa verde

No es necesario adquirir de una sola manera. Para variar, puede congelar parte de la cebolla, parte - para que se seque o sal.

Y otra opción muy sabrosa y saludable es preparar con ella la famosa salsa verde italiana llamada Pesto.

Ingredientes para el pesto:

  • cebollas verdes - 200 gramos,
  • perejil, eneldo, cilantro, albahaca - 100 gramos cada uno,
  • cabeza de ajo
  • pimiento verde - 200 gramos,
  • azúcar, sal, pimiento picante al gusto,
  • vinagre - una cucharadita.

El método de cocción es muy simple: muele todos los ingredientes en una licuadora, o pica finamente, agrega especias, vinagre, vierte en frascos pequeños y ponlos en el refrigerador o en la bodega. En invierno, la salsa se puede usar como condimento para varios platos, ensaladas, para la preparación de sándwiches, adobos.

Por supuesto, la manera más efectiva y fácil de proporcionarse cebollas verdes aromáticas para el invierno es plantarlo en el alféizar de una ventana. Muchas amas de casa sumergen el bulbo en una jarra de agua y después de un rato aparecen plumas, pero son acuosas, pálidas, su sabor no se expresa.

Para obtener una cosecha de calidad en el alféizar de la ventana, debe verter aserrín de coníferas en la caja y excavar pequeños bulbos a una pequeña distancia el uno del otro. El contenido de la caja debe ser regado, pero no demasiado.

¿Cómo guardar antes de procesar?

También sucede: las cebollas verdes ya están cortadas y no es posible trabajar en la cosecha en el futuro cercano. Por lo tanto, es necesario mantener la planta fresca.

Hay dos formas de hacer esto:

  1. Para limpiar la basura, recoger en un paquete ordenado y poner en un recipiente con agua fría. Coloque el recipiente en el refrigerador y cambie el agua cada dos o tres días.
  2. Otra forma de mantener fresca la cebolla es ponerla en una bolsa de plástico. La planta también se limpia de escombros, y luego se coloca en una bolsa, que debe estar bien atada sin aire.

Una condición importante si va a almacenar la planta por un corto tiempo: no debe lavarla, sino simplemente quitar las puntas secas de las plumas y las partes dañadas. Además, es importante no doblarlo. Luego puede usar las cebollas almacenadas según sea necesario.

Como puede ver, hay varias formas de almacenar cebollas verdes en invierno. Cada anfitriona elige un método adecuado para ella, haciendo que sus mejores platos sean deliciosos y fragantes.

Cómo conservar las cebollas verdes: preparaciones saludables para el invierno

Cebolla verde: un almacén de vitaminas y minerales, que es útil tener sobre la mesa con el inicio del clima frío. Pero, ¿cómo mantener las cebollas verdes para el invierno en casa? Existen métodos simples de cosecha que ayudarán a enriquecer su dieta con verduras en cualquier época del año.

Preparación de verduras

Antes de preparar cebollas verdes para el invierno, debe prepararlas adecuadamente:

  1. Quite las plumas sanas sin pudrirse, dañe, corte las puntas secas.
  2. Enjuague bien las hojas preparadas para eliminar el polvo, la tierra y los escombros.
  3. Luego elimine el exceso de humedad de ellos frotando con una toalla.
  4. Tallos secos cortados en trozos medianos o pequeños.

Ahora están listos para su posterior procesamiento.

Простой и быстрый вариант сохранить зеленый лук свежим в холодильнике – глубокая заморозка. Зелень хранится долго, до 12 мес., не нуждается в разморозке перед использованием. Ее можно добавлять в салаты, первые, вторые блюда и закуски. Замораживать в камере морозильника можно репчатый лук, лук-батун, лук-порей, любые другие виды лука.

La congelación profunda conserva por completo las propiedades beneficiosas de la vegetación.

¿Cómo congelar plumas verdes? Hay dos formas de adquirir:

  • hacer cubitos congelados
  • picar y almacenar en porciones en una bolsa, contenedor.

Para hacer cubitos de hielo con vitaminas, corta finamente las plumas en las latas de hielo, llenándolas en un tercio. Luego llene las verduras con agua y colóquelas en el congelador. Saque los cubos terminados, distribúyalos en paquetes, úselos según sea necesario.

Para la segunda opción de congelación, verduras picadas en una bolsa grande sin apisonar. Coloque horizontalmente en el congelador para que la cebolla se extienda en una capa delgada. Después de la congelación, empaque el producto semiacabado firmemente. Las cebollas en este caso se obtienen como cristales sueltos.

Alternativamente, las verduras se pueden freír ligeramente en girasol, aceite de oliva, después de lo cual se deben almacenar en un congelador.

Una forma simple de congelar cebollas, vea el video corto:

El secado es una forma de almacenar las cebolletas en invierno. Con esta opción, al igual que con la congelación, las verduras conservan sus propiedades nutricionales, listas para usar durante todo el año. Hay varias formas de cosechar cebollas por secado:

  • secado en el aire
  • en el horno
  • en una parrilla de aire / secadora eléctrica.

Para un secado natural, extienda la masa verde preparada con una capa delgada sobre una bandeja, tamiz, bandeja para hornear. Cubra el plato con una gasa, papel, colóquelo en un lugar seco y oscuro.

Seque las plantas durante 7-8 días, mezcle periódicamente para secar de manera uniforme. Distribuya la mezcla terminada para el almacenamiento, coloque los recipientes en un estante alejado de la luz solar y la humedad.

Las plumas de cebolla ralladas se secan convenientemente en el horno, parrilla de aire. Distribuya las materias primas preparadas de manera uniforme sobre la bandeja para hornear, colóquelas en el horno, precalentadas a 40-50 ° C durante 2-3 horas.

En una parrilla de aire, el secado es más rápido. Para que la masa verde se seque, simplemente ajuste la temperatura a 70 ° C, espere media hora.

El secado es el segundo método de cosecha más útil: se almacena hasta el 80% de los nutrientes

Las hojas de cebolla se encogen 11 veces, por lo que ocupa poco espacio durante el almacenamiento. Restaura sus propiedades en agua caliente, por lo tanto, se utiliza principalmente para la preparación de primer y segundo platos.

Una opción simple para proporcionarse vitaminas en la temporada de frío es cosechar cebollas verdes para el invierno con sal. Las hojas se preparan, se lavan, se secan cuidadosamente.

  1. Para la salazón por cada 1 kg de verduras, tome 250 g de sal.
  2. Mezcle las hojas preparadas con ½ porción de sal.
  3. Extienda la masa en un frasco, cada capa de 1-2 cm de espesor, vertiendo con el resto de la sal.
  4. Espolvorea la última capa superior con mucha sal.

Las verduras con sal estarán listas para usar en 15-20 días, cuando dan jugo y se marinan. Se recomienda almacenarlo no más de 7 meses.

Forma clásica

Para el decapado clásico, tome 1,5 kg de pluma:

Enjuague las hojas de cebolla, deje escurrir el agua, pique. Prepare una salmuera a razón de 100-110 g de sal por litro de agua, vierta la masa verde preparada, deje reposar durante un par de días. Después de 2 días, escurra la salmuera, vierta el perejil y eneldo con agua hirviendo, agregue a la cebolla.

Prepare la marinada con vinagre, condimentos, azúcar y sal, llénelos con verduras colocadas en frascos esterilizados. Esterilice la conservación durante 10-12 minutos, enrolle las cubiertas, enfríe bajo un "abrigo de piel".

Decapado con miel ayudará a preservar la frescura de las hierbas de cebolla. Para 1 kg de materias primas frescas, tome:

  • 200 ml de vinagre
  • tanta agua
  • 35-40 g de miel
  • una pizca de sal

Puede agregar condimentos a su gusto.

Ponga las verduras en frascos secos esterilizados, rellene con la marinada. Prepare este último con agua, sal, vinagre y miel, hierva durante 2-3 minutos. Viértalo en frascos con cebolla. Luego esterilice la preservación durante 10-12 minutos, enrolle, enfríe bajo un "abrigo de piel".

Con ajo silvestre

Enjuague los tallos verdes preparados de las plantas, córtelos, llénelos con adobo agridulce (los ingredientes se seleccionan individualmente, al gusto). Hervir la masa verde durante 3-5 minutos, luego extender sobre los frascos, cerrar la tapa del capron, guardar en el refrigerador.

Una variación de la receta clásica se muestra en el video:

Condimento en aceite

El aceite de oliva, girasol y cualquier otro aceite vegetal te ayudará a mantener las cebollas verdes en el invierno durante mucho tiempo. Verduras preparadas, llene los frascos 3/4, agregue aceite, cubra con una cubierta de nylon. Tales espacios en blanco se almacenan en el refrigerador hasta por seis meses y se usan según sea necesario.

Si agrega sal, vinagre al aceite y hierve, puede verter verduras y enrollar tapas de hierro con la composición preparada. La mezcla resultante se almacena durante mucho tiempo, adecuada para cocinar varios platos.

La congelación, el secado, el encurtido y la salazón son diferentes formas que lo ayudarán a disfrutar de las verduras con el inicio del clima frío. Lo que elija depende de sus preferencias personales y tiempo libre. Marinar, conservar y secar las verduras por más tiempo. Los métodos más simples son congelación y decapado. Prueba uno de ellos primero.

¡Mantenlo bien y mantente saludable!

Cómo mantener cebollas verdes para el invierno: métodos de cosecha

El cebollino fortalece los órganos de la visión, los huesos, los sistemas cardiovascular e inmune. Se utiliza en cocina, recetas de medicina tradicional, cosmetología. Para usar en la estación fría, puede congelar cebollas verdes para el invierno, secar, s

Pin
Send
Share
Send
Send